Noruega contará pronto con tecnología punta de señalización y seguridad ferroviaria que convertirá al país en pionero en la apuesta por la digitalización del transporte público.