El agua es uno de los recursos más preciados del Mundo. Sin embargo, tan solo un 0,025% es apta para consumo humano. Un dato alarmante si consideramos que este elemento natural es básico para nuestra existencia.

Teniendo en cuenta que el 70% del planeta está recubierto de agua, ¿cómo podemos convertirlo en un elemento potable de manera eficiente y evitando desperdicios?

Cómo conseguir que el agua sea potable

El agua es uno de los elementos que se encuentran en más abundancia en la Tierra. Ya sea en forma líquida, sólida o vaporosa, agua salada o dulce, en cualquier sitio de nuestro planeta la encontramos en mayor o menos abundancia.

Sin embargo, uno de los mayores retos a los que se enfrenta la sociedad es la escasez de agua. Ya sea por rachas de sequía o porque su estado no es óptimo para el consumo, este líquido es siempre uno de los caballos de batalla al que se debe enfrentar los gobiernos de diferentes países.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 personas no tiene acceso a agua potableSi tenemos en cuenta que el 97% del agua del planeta es salado, uno de los métodos que pueden ser la solución a la escasez de este elemento puede pasar por la desalinización.

La desalinización es el proceso mediante el cual se separa la sal del agua de mar o lagos para obtener el líquido con las condiciones óptimas para el consumo. Existen dos tipos de procesos para realizarlo:

  • Método térmico: con diferentes variantes, evaporan el agua y la vuelven a condensar.
  • Métodos por membranas: permiten separar el agua de las sales para lo que también necesitan energía normalmente suministrada en forma de energía eléctrica que luego se transforma en energía mecánica.

Otros de los problemas es la calidad del agua en algunos países del mundo. Según datos oficiales, 4.500 millones de personas no cuentan con un saneamiento seguro. Por ello, contar con soluciones para su tratamiento y el de aguas residuales es esencial a la hora de evitar contaminación de recursos hídricos naturales disponibles. Además de una red de abastecimiento óptima que evite desperdicios y roturas en las tuberías.

Siemens y Accionan digitalizan el tratamiento del agua

La digitalización es una poderosa herramienta a la hora de aprovechar los recursos y evitar desperdicios innecesarios. Uno de los mayores proyectos en este sentido ha venido de la mano de Siemens y Acciona. Ambas compañías se han aliado para aprovecharse de las ventajas del uso del gemelo digital y la automatización de procesos en el tratamiento del agua.

ACCIONA Agua y SIEMENS están digitalizando algunas de las plantas de tratamiento de agua más destacadas del mundo. Como, por ejemplo:

  • La depuradora de Gabal El Asfar (Egipto), que incluye un sistema de control de procesos de alto rendimiento denominado SIMATIC PCS7 para el desarrollo de la automatización industrial.
  • La planta de agua potable Oum Mazza (Marruecos), que se desarrolló a partir de un clon virtual para minimizar los errores y optimizar el desarrollo para ahorrar tiempo de puesta en marcha.
  • La planta de Ibarra (Ecuador) en la que PCS7 permite que el 80% de la instalación se inicie de forma remota.

Gracias a estos proyectos, nos encaminamos hacia un mundo más sostenible.