La transformación digital está cambiando de forma acelerada la industria alimentaria, que es un sector emergente en la digitalización y con un gran potencial de recorrido. De hecho, habrá más cambios en los productos de consumo envasados en los próximos cinco años que los que ha habido en los últimos 50 años. En 2020 habrá 3 mil millones de nuevos consumidores que generarán 8 billones de dólares más para la industria de bienes de consumo envasados. Este contexto implicará una serie de retos para las empresas fabricantes del sector, que justo están empezando a adoptar y estandarizar la digitalización a una escala adecuada para integrarla en una estrategia de industria 4.0.

Las grandes empresas de alimentación y bebidas tendrán que acelerar este proceso si quieren seguir siendo competitivas. Así lo revela un estudio sectorial sobre la digitalización en el sector de la Alimentación y las bebidas, encargado por Siemens PLM Software. Las tendencias del mercado apuntan hacia una mayor personalización de los productos, mayor variedad en sus envases, comidas y bebidas más saludables, exigencias regulatorias cada vez mayores en cuando a calidad y procesos, además de seguir con una fuerte presión por los márgenes en precios y llegar con rapidez al mercado. Entre los retos, el estudio destaca también la demanda estacional, la demanda de números de referencias diferenciado (es decir, los llamados SKU), una planificación de la producción más compleja y la propia escala de la producción industrial.

Además en España hay un reto en los próximos años de reducir la cantidad e ingredientes prohibidos en más de 3.500 productos, esto implica un esfuerzo de innovación enorme que afectará a muchos departamentos en las empresas manufactureras, de ahí la importancia de dotar de herramientas adecuadas para que el trabajo de I+D sea ágil y con las mayores garantías. Una de las grandes preocupaciones del sector viene también por el tema de la seguridad alimentaria, esta es otra de las grandes oportunidades que brinda la industria 4.0 con herramientas específicas para la trazabilidad total de un producto, lo que permite conocer su genealogía completa y reducir enormemente los riesgos.

La aplicación de estos conceptos y soluciones a la industria de procesos se ha acelerado en los últimos cinco años, pero aún queda trabajo por hacer, según se desprende del estudio. Las experiencias y los productos cada vez más inteligentes están cambiando la industria de alimentos y bebidas. La digitalización aporta muchos beneficios a la producción, por ejemplo, en:

  • la formulación digital
  • la integración de la información
  • el diseño colaborativo
  • la virtualización y la simulación
  • las aplicaciones del gemelo digital
  • la trazabilidad del producto y la optimización de recursos.

El potencial para las empresas es ilimitado, al permitirles ofrecer la innovación que demandan los consumidores (variedad de sabores, envases innovadores, etc.) a una velocidad insospechada, con productividad y beneficios que generan resultados positivos. Por ello, la transformación digital debe ser una premisa en la agenda de todas las empresas de alimentación y bebidas, que han de adoptar estos procesos de industria 4.0 para asegurar el éxito del cambio.

La digitalización está transformando el sector de alimentación

Siemens PLM Software asegura que, para que este período revolucionario en la fabricación juegue a favor del sector alimentario, las empresas deben rentabilizar las ventajas de la digitalización en todos los aspectos; desde la reestructuración de la cadena de valor hasta la adopción de la virtualización y el aprovechamiento de los datos de valor proporcionados por el Big Data y IoT. El mayor potencial de digitalización en el sector de la alimentación y bebidas está en la capacidad de representar virtualmente la información del prodestudio siemens industria alimentariaucto y lograr que fluya sin obstáculos hasta la planta de fabricación. Las empresas con mayores oportunidades son las que tengan amplias carteras de productos caracterizadas por tener mucha variación, un gran volumen y una estructura de productos de elevada complejidad.

Dentro de las innovaciones en materia de transformación digital, el estudio destaca el uso de software de gestión de operaciones de producción (Manufacturing Operations Management, MOM) o también de gemelo digital, que permite a las empresas reducir el tiempo de salida al mercado hasta en un 50%, lo que representa una gran ventaja competitiva para las empresas.

Sobre esto, Siemens PLM Software ha desarrollado numerosas experiencias de éxito en este sector a través de su cartera de sistemas Digital Enterprise Software que integra los procesos de concepción, formulación, ejecución y utilización, donde ha demostrado que los flujos de trabajo de las industrias de procesos y de fabricación discreta en el sector pueden obtener beneficios tangibles en el corto plazo.

En definitiva, la evolución de las fábricas de nuestro país hacia un modelo sostenible se basa en la adopción de tecnologías que permiten la digitalización integrada de todos los procesos de la cadena de valor para no perder la senda de la Industria 4.0.

¿Te ha parecido interesante? Descarga el estudio completo aquí.