Según los datos proporcionados por ANFAC, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, cada año se matriculan más coches eléctricos en España. De hecho, solo durante los cuatro primeros meses del año, este tipo de vehículos ha alcanzado un total de 3.570 matriculaciones, una cantidad que representa una subida del 119,9% en comparación con el mismo periodo de 2017.

Es evidente que la adopción de la movilidad eléctrica se está convirtiendo poco a poco en una tendencia al alza también en la península ibérica y que, lejos de ser una moda pasajera, el coche eléctrico se está abriendo paso. Aunque el desembolso económico inicial siga siendo superior que el de los coches tradicionales de gasolina o diésel, los motores eléctricos convencen cada vez más a los usuarios por su excelente rentabilidad a largo plazo.

No obstante, las virtudes de los eCars son múltiples y no solo afectan al bolsillo del comprador. Estas son las principales ventajas del coche eléctrico:

  • Medio ambiente

1. El coche eléctrico es más respetuoso con el medio ambiente ya que no necesita de combustible fósil para funcionar. Se ha estimado que su adopción reduciría considerablemente las emisiones de CO2 a nivel mundial y la reducción sería aún mayor si la electricidad generada para cargar los vehículos procediera de energías renovables.

2. Además, los coches eléctricos son mucho más silenciosos que los tradicionales, lo que se traduce en una gran ventaja para las ciudades donde el ruido provocado por el tráfico rodado supone el 80% de la contaminación acústica total.

  • Ahorro

3. El coche eléctrico tiene la misma potencia que un coche tradicional pero consume cinco veces menos que uno de gasolina. Si el repostaje se realiza por la noche, recorrer hasta 100 kilómetros con un coche eléctrico supone un gasto de 1,12 euros frente a los 5 aproximados de un gasolina.

4. Otro punto a destacar es que los eléctricos necesitan menos mantenimiento ya que tienen un 60% menos de piezas que los de combustible y aportan un rendimiento más elevado al transformar hasta el 75% de la energía que reciben. La unión de estos factores pone de relieve la gran ventaja económica que supone optar por un vehículo verde.

  • Ventajas fiscales

5. Para impulsar el cambio hacia la movilidad eléctrica existen diversas ventajas fiscales. Por ejemplo, los coches eléctricos no tienen que pagar el Impuesto de Matriculación de Vehículos ya que sus emisiones de CO2 son inferiores a 120 gr/km, lo que se convierte en un importante ahorro económico al que no hay que hacer frente al adquirir un vehículo.

6. Además, muchos ayuntamientos han decidido dejar estacionar gratuitamente a los coches eléctricos en los aparcamientos de zonas reguladas. Una medida que fomenta tanto el uso como la compra de los llamados eCars sobre todo en las principales ciudades españolas.

Pero, ¿dónde se recarga un coche eléctrico?

Las ventajas del coche eléctrico abundan pero sí que es cierto que siguen existiendo ciertas dificultades a la hora de encontrar un punto donde “repostar”. De hecho, el número limitado de puntos de recarga públicos para los VE está empujando la instalación de cargadores en garajes comunitarios y casas particulares.

Se trata de puntos fijos de recarga de paredWallBox, en inglés – que disponen de un conector específico para la recarga de coches eléctricos. Actualmente, la recarga para estos vehículos en cualquier tipo de garajes está regulada por la Instrucción Técnica Complementaria número 52 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (ITC-BT52) y es recomendable que un instalador o un electricista autorizado se encargue de dicha instalación para garantizar en todo momento la calidad y la seguridad de la misma.

WallBox Versicharge IEC es el cargador de fácil manejo de Siemens pensado para que se pueda instalar en cualquier lugar que cuente con una toma de corriente. Existen 4 modelos de este cargador: 3 monofásicos y 1 trifásico (de 2,3 KW, 4,6 KW, 7,2 KW y 22 kilovatios). De media el modelo de 22 KW puede tardar 3 horas y media en cargar completamente un coche mientras que el modelo de 2,3 kilovatios puede alcanzar las 7 horas.

Este cargador flexible, de diseño moderno y ergonómico, aporta en todo momento seguridad y protección de sobrecalentamiento, sobrecorriente, sobrecarga y cortocircuito. El color de su característica iluminación LED permite saber al usuario si la carga se ha realizado con éxito. La misma operación se puede realizar a través de la APP de WallBox Versicharge IEC, que aporta en todo momento información sobre el estado de la recarga.

Además, durante la instalación es posible limitar la corriente máxima para adaptarse a las condiciones existentes del sistema eléctrico de cada caso. Una vez realizada la carga, el cable se fija a la unidad y se coloca alrededor de la carcasa para su fácil almacenamiento.

Este punto de recarga facilita la vida diaria de los propietarios de VE, ya que permite olvidarse para siempre de las gasolineras y disfrutar así la tranquilidad y seguridad del coche eléctrico.